La Sala Quirúrgica Central

La Unidad de Arritmias del Hospital Clínico San Carlos, está orgullosa de presentar al mundo uno de sus puntos fuertes: La Sala Quirúrgica Central. Un quirófano especializado, que cuenta con las últimas tecnologías, equipos de última generación y herramientas especializadas en el tratamiento e intervención de todo tipo de enfermedades cardiacas.

Esto nos permite ofrecer una serie de tratamientos pioneros, con las mejores atenciones disponibles, de la misma forma que asegura a los pacientes intervenciones de calidad, minimizando los riesgos y teniendo al alcance de la mano las herramientas necesarias para poder reaccionar ante cualquier imprevisto, así como garantizar un procedimiento adaptado de manera individual a cada caso. Esto además, afianza una intervención mas limpia, con la consecuente disminución en el tiempo de recuperación.

La Sala Quirúrgica Central (sala 1). Es un quirófano especializado de la Unidad de Arritmias del HCSC.

Consta de:

  • Una mesa de cardiología intervencionista, donde el paciente permanece cómodamente tumbado.
  • Un equipo de rayos X (fluoroscopia) que permite ver en tiempo real la posición y movimiento de los catéteres en el interior del corazón. Con fluoroscopia la visualización del corazón es reducida, por lo que en algunos casos conviene complementar la ablación con sistemas de navegación.
  • Un polígrafo de electrofisiología, que tiene la capacidad de registrar de forma continua el electrocardiograma del paciente junto a las señales eléctricas recogidas por un número variable de catéteres, previamente introducidos en el corazón a través de una vena o arteria (generalmente por punción en la ingle) para ser colocados en los puntos de máximo interés.
  • Un estimulador, que genera pequeños impulsos eléctricos indoloros, similares a los que proporciona un marcapasos, que llegan al corazón a través de los catéteres con la intención de estudiar el sistema eléctrico del corazón, para provocar en el paciente la taquicardia que se pretende “estudiar de cerca”, o bien eliminar. El estimulador también se puede usar como marcapasos temporal en caso necesario.
  • Un generador de radiofrecuencia, que emite corrientes de radiofrecuencia que a su vez producen calor en la zona de contacto con la punta del catéter de ablación, de esta forma se consiguen “quemar” zonas clave que originan o mantienen las taquicardias.
  • Otros dispositivos y materiales propios de una sala de cardiología intervencionista.