¿Qué es la cardioversión eléctrica?

Después de una cardioversión eléctrica, no se requieren precauciones especiales y se puede volver a las actividades diarias después de 24 horas.

La cardioversión eléctrica es un procedimiento médico que se utiliza para tratar arritmias cardíacas rápidas, como la fibrilación auricular o el flutter auricular.

Consiste en aplicar una descarga eléctrica controlada sobre el tórax del paciente con el fin de restaurar el ritmo cardíaco normal.

La descarga eléctrica se sincroniza con la onda R del QRS, que es la parte del electrocardiograma que representa la contracción de los ventrículos.

La cardioversión eléctrica se realiza habitualmente utilizando la técnica transtorácica (CV externa) .

El éxito de esta técnica depende fundamentalmente de la presencia y tipo de cardiopatía subyacente, y de la intensidad de la corriente que atraviesa el miocardio auricular.

¿Cómo se realiza la preparación para una cardioversión eléctrica?

La preparación para una cardioversión eléctrica puede variar según las necesidades de cada paciente.

En general, se recomienda no comer ni beber nada durante al menos 8 horas antes del procedimiento. También se puede solicitar que el paciente deje de tomar ciertos medicamentos antes del procedimiento.

Además, se pueden realizar pruebas de sangre y electrocardiograma para evaluar la salud del paciente antes del procedimiento.
Durante el procedimiento, se colocarán electrodos en el pecho del paciente para monitorizar el ritmo cardíaco y se administrará anestesia para evitar el dolor.

También se pueden administrar medicamentos para prevenir coágulos sanguíneos y reducir el riesgo de complicaciones.

¿Cuáles son los riesgos de la cardioversión eléctrica?

La cardioversión eléctrica es un procedimiento médico que se utiliza para tratar arritmias cardíacas rápidas, como la fibrilación auricular o el flutter auricular. Los posibles riesgos de la cardioversión eléctrica incluyen:
-Reacciones alérgicas a los medicamentos utilizados.
-Formación de coágulos que pueden causar un accidente cerebrovascular u otro daño a un órgano.
-Hematomas, quemaduras o dolor donde se utilizaron los electrodos.
-Empeoramiento de la arritmia.
-Desplazamiento de coágulos sanguíneos.

Es importante destacar que estos riesgos son poco frecuentes y que se tomarán medidas para reducir el riesgo de complicaciones.

¿Cuánto tiempo se tarda en recuperarse de una cardioversión eléctrica?

Después de una cardioversión, no se requieren precauciones especiales y se puede volver a las actividades diarias después de 24 horas.

Es importante vigilar y valorar el estado hemodinámico del paciente. Se recomienda realizar la toma de constantes al menos cada 15 minutos durante la primera hora post tratamiento, incluyendo la tensión arterial, frecuencia cardiaca y saturación de oxígeno.

Puede solicitar cita a través de teléfono o por el formulario de contacto